martes, 15 de marzo de 2016

¿Qué es la Cuaresma? (pulse aqui)




¿Qué es la Cuaresma?

Se conoce como Cuaresma al período del tiempo litúrgico, los cuarenta días anteriores a la celebración principal del cristianismo: la Resurrección de Jesucristo, que se celebra el Domingo de Pascua. La Cuaresma es una palabra de origen latín “quadragésima”, que significa “cuadragésimo día” (antes de la Pascua).
La Cuaresma es practicada desde el siglo IV y  comienza el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo, cuando los católicos, los católicos ortodoxos, los anglicanos y algunas iglesias evangélicas se preparan para la Pascua.
Vea también Jueves Santo y Pascua.

La Cuaresma es un período que está reservado para la reflexión, la conversión espiritual y donde los cristianos se reúnen en oración y penitencia para preparar su espíritu.
Durante la Cuaresma, los ministros de la Iglesia Católica se visten con ropas de color púrpura, que simboliza la tristeza, el dolor, la penitencia, el duelo y el sacrificio, a excepción del cuarto domingo que se usa el color rosa y el Domingo de Ramos (sexto y último domingo) en el que se usa el color rojo referido a la Pasión del Señor.

La Cuaresma es un período de 40 días, en virtud de que en la Biblia, el número cuarenta es bastante común: 40 días de diluvio, 40 años del pueblo de Dios en el desierto, 40 días de Elías y Moisés en la montaña, 40 días de Jesús en el desierto antes de comenzar su ministerio, 400 años de opresión del pueblo de Dios por los egipcios, etcétera.
 Cerca de doscientos años después del nacimiento de Cristo, los cristianos comenzaron a preparar la fiesta de Pascua, con tres días de oración, meditación y ayuno. Alrededor del año 350 d.C., la Iglesia incrementó el tiempo de preparación para cuarenta días y así surgió la Cuaresma.

Miércoles de Ceniza


El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma y es un día para recordar el fin de la propia mortalidad. El día Miércoles de Ceniza se caracteriza por la imposición de las cenizas en la frente de los fieles, mientras el padre dice las siguientes palabras, contempladas en el libro Génesis: “Acuérdate, hombre, de que eres polvo y en polvo te has de convertir”, que recuerda a los fieles: su nada, su condición de pecadores y la realidad de la muerte.   
Este simbolismo, forma parte de la tradición demostrada en la Biblia, donde varios personajes echaban cenizas sobre sus cabezas en señal de arrepentimiento y también como señal de su dolor.
  Les comparte su hermano en Cristo, Reverendo P. Santiago Zamora